sábado, 5 de agosto de 2017

TASH-KALAR, Arenas de Leyenda

Uno de los juegos más interesantes que he encontrado es Tash-Kalar, Arenas de Leyendas. Un juego del aclamado Vlaada Chvatil que no repite nunca ideas a la hora de diseñar juegos.
Tash-Kalar tiene una mecánica que mezcla los juegos temáticos a base de cartas con los juegos tácticos y estratégicos más tradicionales (Go, Damas, Ajedrez).

El resultado es algo ambiguo que termina por asentarse en tierra de nadie, pero el regusto final cuando terminas una partida es bueno. Porque en realidad la mezcla funciona.


Un pequeño tablero (con dos caras) que bien podría ser de Damas, pero adornado con la ambientación que nos propone el juego, es la base sobre la que se centra todo. Fichas, otros pequeños tableros para puntuaciones y diferentes tipos de cartas son los componentes. En realidad la caja esta llena de aire, algo que siempre disgusta tratándose de un juego que puede superar los 30 euros (además la cuna es de muy mala calidad). De hecho convencería aún más si viniese en una caja del tamaño del tablero plegado, sería suficiente.


El juego está especialmente diseñado para dos jugadores. Pero es sorprendente las opciones que trae, ya que hay varios modos para poder jugarlo: Élite, Melé y combate. En el que caben hasta 4 jugadores solo en la última variante, aunque te advierte el mismo reglamento que es bastante caótico y que recomiendan como máximo 3 jugadores (te venden lo de parejas de 2 jugadores para el resto de modos, pero esta puesto con calzador, de esa forma cualquier juego de dos sirve para cuatro). A pesar de lo que reza la caja no es un buen juego para cuatro.


No voy a explicar profundamente la mecánica del juego, ya hay muchos canales (como Zacatrus!, que son los que han publicado el juego), que lo hacen muy bien. Pero se resume en poner fichas por turnos para completar patrones que aparecen en las cartas. Esos patrones, una vez creados, servirán para invocar a los personajes de las cartas y estos nos permitirán poner en practica acciones de diferente tipo, que a su vez nos ayudarán a ganar misiones. A pesar de toda la temática fantástica, el juego se reduce a lo que se ve en la foto inferior. Quizás se podría haber elegido algún tipo de figuras en vez de las fichas, cabrían en la caja y darían un aspecto más temático, sólo es una idea.


Pero a pesar de la poca inmersión en la temática, y del aire que contiene la caja, el juego resulta brillante. Y es que en si mismo el juego es lo suficientemente bueno como para estar por encima de todo lo demás, independientemente de la temática. La idea de mezclar cartas y fichas en un tablero y crear estrategias sobre él funciona. De tan simple es original, diferente. El jugador siente el control de las partidas, el azar solo interviene en el tipo de cartas que te tocan y en el momento de la partida en el que te tocan. Ya que cada jugador juega con un mazo diferente, pero tener, tendrás todas las cartas, aunque se te irán mostrando poco a poco, cada vez que renueves tu mano. De este modo, el jugador crea la estrategia y utiliza la táctica para desplegarse por el tablero y cuando consigues algo, tienes claro que ha sido mérito tuyo.


En mi opinión al juego le faltan fichas, en todas las partidas nos quedamos sin ellas, se terminaron. Lo que hace que el juego flojee (no puedes invocar siempre ni añadir fichas sobre el tablero) y la solución hubiese sido añadir entre 5 y 10 fichas más por jugador, creo que hubiese sido suficiente y espacio hay en la caja... 
Puedo recomendar el juego, aunque aviso que es de alta dificultad, no es fácil crear esos patrones y las partidas se pueden alargar bastante más de los 30 minutos que dice la caja. Sobretodo si perdemos mucho tiempo pensando y analizando el tablero, lo del análisis-parálisis aquí es real. Ya que necesitas reconocer el terreno y la situación de tus fichas y las del contrario para que tus ataques sean efectivos al mismo tiempo que creas patrones, y en el modo Élite, además, todo ello te tiene que ayudar a conseguir cartas de misiones, que son las que te dan los puntos para ganar partidas.


A pesar de la poca inmersión en la temática el arte que contiene es muy bueno. Se agradecen esos dibujos de las cartas y el diseño de su tablero/s (mejorado en una segunda edición del juego) que ayudan a enamorarse del contenido de la caja. Sobretodo porque jugar con todo ello es satisfactorio y eso es lo más importante. 


Como solo hace tres meses que estoy en esto de los juegos de mesa llego muy tarde para recomendaros el juego. Por desgracia está descatalogado, es imposible encontrarlo en castellano, ha no ser que sea de segunda mano. Pero si que lo encontraréis en inglés (en junio salió a la venta una nueva edición en inglés y nueva expansión). Y este es el peor punto de todos. 

Después del éxito del juego y de una edición en castellano que se agotó, me cuesta creer que no se vuelva ha editar. Peor aún es ver como ninguna de las expansiones se han sacado en castellano. De salir en castellano, estás expansiones se agotarían rápido, así que no entiendo la ausencia de ellas en las tiendas. En general, vender un producto y luego abandonar a los que lo compraron sin ofrecerles las posibilidades de ampliación y mejora que pueden disfrutar la gente que lo juega en inglés me parece una falta de respeto (para los que compraron y para el idioma en si). Relegan el juego/ los juegos al inglés y si nos acostumbramos mucho a jugar en inglés, tarde o temprano ya no querremos los juegos en castellano. Es cuestión generacional, pero esta actitud no ayuda y alimenta este cambio. Acostumbrarse al inglés abre puertas a un sin fin de juegos y expansiones, en cambio el castellano nos frustra, aunque no debería ser así. Me pregunto a quien venderán estas editoriales cuando la tendencia en España sea comprar directamente el juego en inglés y si sigue así ocurrirá, es el futuro.

Entiendo que todo no se puede traducir y que se intenta traer al castellano los juegos que puedan funcionar mejor. Pero los casos (hay varios), como el que nos ocupa son apuestas seguras que ya tienen sus seguidores y muchos otros compradores a la espera. Quizás haya por medio tema de licencias que no conocemos, o quizás prefieren gastar el dinero en otros juegos nuevos. Pero la cuestión es que no nos dan un porqué, y de este modo podemos pensar lo que queramos.
Ya me he comprado la última expansión en inglés, lo dicho.




RESUMEN:
Lo mejor: genial juego, recomendable
Lo peor: falta una edición de las expansiones en castellano (esperemos que algún día lleguen) y no le irían nada mal algunas fichas más para cada jugador.


¿Que pensais vosotros?...

No hay comentarios:

Publicar un comentario